18 de abril de 2013

Para mirar con anteojos de sol

Estoy probando nuevos engobes.

Como todos los esmaltes, engobes y pigmentos se alteran con el calor del horno, nunca sabemos de antemano como es exactamente el color que estamos usando.
Sí tenemos una idea de como va a quedar, y sobre todo una gran esperanza de que al salir del horno se parezca lo más posible a la imagen que teniamos en nuestra cabeza al crearlas.

Cuando esas dos variantes coinciden, Es una alegría inmensa!

Este es un nuevo amarillo, nunca lo había usado, al aplicarlo quedaba medio verdoso,
pero al verlo cocido es definitivamente AMARILLO :)


2 comentarios:

  1. Qué lindas estas!!
    me encantaron mal! :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias!!!
    El amarillo gustó mucho más de lo que me imaginaba.
    un beso
    Ire

    ResponderEliminar

podés dejar tu comentario.
gracias!